ffmendoza

Collaboration ff & c mendoza & Luis S. Barchino (2007)


Notas del; Diario Lateral de Artista ffmendoza
Condensado (no editado )
Entre continentes
Vivo y trabajo en Australia, pero una parte de mi alma es muy probable que este en Castellón, no me pregunten como hace uno para tener el alma un poco dispersa, pues no sabría decirles .

En todo caso Cada vez que he hecho el salto entre continentes , he procurado poner mi persona en las tierras levantinas .Hay por supuesto una razones de peso una que no puede faltar en un diario de artista como seria la amistad, esa que perdura ante los pasos del tiempo, los cambios de situación,las fronteras reales y las del quehacer cotidiano de cada cual, es un poco la suma de todo eso y un poco mas que al final es con frecuencia factores que agrandan la distancia inmensa que a uno le separa de sus raíces y recuerdos .

Todo el mundo estará de acuerdo conmigo, en al menos una cosa y es que en efecto vivo al otro lado de la tierra desde el punto de vista europeo o la zona levantina .

Dos lugares a las antípodas (o casi )cuando voy allá no me quedo bastante pero cada vez traigo conmigo al volver esa parte de la amistad que queda en nuestra mente y también que para eso se supone que uno es artista, digo yo, unos toques en imágenes de la creatividad que se practica .

Es también tiempo de 'randonadas' en las tierras levantinas sus magnifico pueblos y gentes, lo cual implica un recorrer la memoria que circula puede ser en las venas y el fluir del tiempo ,ese que nos gustaría a veces controlar aunque al fondo siempre sabremos que es empresa no solo imposible pero ademas inútil. querer fijar el tiempo o la memoria supondría fijar la vida en una materia inerte y perpetua . Curiosos lo muy atados que estamos los modestos humanos atados a míticas y utopias que nos alejan de un mejor futuro compartido y de los valores eternos e incluso los que al fin de cuantas serian muy prácticos para el beneficio de todos como el civismo ,el espacio publico,el mantenimiento de la calidad de vida y del medio ambiente que convertiría nuestras ciudades en jardines .pero que se puede hacer si el nuevo ciudadano y sus dirigentes prefieren seguir mirando solo al lado de la propia cuneta en banco y de la mucha lujuria e inutilidad que se pueden tener .Pues nada, cuando el tener y consumir, pareciera ser lo esencial, así va el mundo, los supermercados lo aprenden bien por eso ahora los decoran con plantas y le ponen mas luz natural . De hecho creo no ser el único a tener la impresión que nuestras ciudades cada vez se parecen mas a súper gigantes centros comerciales y paneles publicitarios . Pues nada mientras nos dediquemos unas y otros a hiper consumir y a morir consumiendo la economía siempre zarandeante seguirá supongo funcionado. Aunque al visto de como desaparece el trabajo estables de nosotros cada vez mas numerosos de las pobres gentes cabria preguntarse.


La memoria como aliciente

En el Grau de Castellón con Luis Barchino nos fuimos al tiempo, ya tan lejano ,(leche que paso) donde nuestra pasión compartida era un interés practico por el neo dada que entendíamos como un arte de vivir,mezclar y practicar lo lúdico, creativo, arte mezclado con la política por analogía (happening) y compromiso social... Donde la imaginación y la" política analógica " confluían y se practicaba en cada esquina y en cada barrio.La revolución cultural pacifica que iba fundiendo buenas voluntades,resquebrajando el autoritarismo tan presente en la sociedad española del entonces. Donde iba creciendo con la esperanza de un mejor futuro, cierto apoyo a veces directo otras indirecto de nuestros mayores,cada vez mas amplio y sobre todo contagiando buenas dosis de humor y juventud inquieta a cada vez una mas extensa parte de la población .

Tratábamos con fuerza de torear la realidad día a día que imponía la "dictadura" de ese entonces y desde nuestra juventud pensamos que si había algo que le faltaba a esa realidad que nos toco vivir era sentido del humor y por desgracia le sobraba un sentido del miedo, de la angustia, de la imposibilidad del hacer y el decir .

El neo dada nos sirvió bien a nuestra juventud y nuestros ideales y nos ayudo a zarandear ese contaste pavor que la vida cotidiana generaba en los últimos aos del "viejito dictador" y comparsas.

Pasaron las décadas y dimos un paso atrás cuando encontramos esta vitrina y con l ventaja que ofrece lo digital fotografiamos esta experiencia sacada de nuestros recuerdos aquellos ,donde el arte se fundía y se vivía con la practica cotidiana, un toque de imaginación y la buena fortuna de no acabar en una situación inconfortable,en una realidad social del entonces que pretendía nada menos que a todo regular y controlar .

Pero se puede poner en prisión a las gentes por hacer de la calle un espacio de juego, creatividad e imaginación .

Added

Powered by Artmajeur